Jueves, 19 de Mayo de 2022  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural… La maldición de los Ketros …

Crónicas de pueblo por Sergio Díaz Ramírez, Instagram @amanecerdelgallinero

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Largometraje Talentos del Aconcagua se exhibirá gratis en Teatro Municipal de San Felipe
  Exitosa séptima “Gala del Vino” de San Esteban congregó a más de 5 mil personas
  Costumbrismo Rural… testigos de los secretos incas del zaino …
  UV Abierta comenzó las inscripciones de nuevos cursos gratuitos para el primer semestre 2022
  Museo Arqueológico de Los Andes y Universidad de Valparaíso organizan curso online y gratuito sobre Patrimonio en el Aconcagua
  El Valle del Aconcagua comienza a celebrar el Día del Patrimonio con la actividad “Cerros isla de Aconcagua: antiguos vigilantes”
 
 

Únicos y únicas en Chile, desde antes de los conquistadores, y ahora dispersos por el mundo. Originados en los pastos del pueblo mapuche, han logrado sobrevivir a pesar de su compleja característica genética que los sume en el riesgo permanente. Sus penachos son distinguidos en las exposiciones mundiales, son reconocidos como baluartes en Chile, mantenidos con orgullo y pertenencia en nuestro pueblo ancestral y fanáticos criadores del resto del país. No lo conmueve el color azul del huevo de la kollonca, aunque ha absorbido también dicha característica.

No sólo la genética ha atentado contra esta crianza, pues el medio en que se desarrolló la raza distaba mucho de lo que hoy existe. Praderas naturales, yerbas medicinales, árboles nativos, aguadas saludables, criadores conscientes, granos sanos. Si bien doña Juanita Venegas, criadora de Dadinco, San Nicolas, tiene su corazón en las kolloncas, le vi varios ejemplares, especialmente machos de ketros, lo que insinuaba una tendencia a recuperar la especie. Nos confidencia que lo ve como un recurso alimentario, al tener mayor alzada y cuerpo. Esa es la naturalidad de una criadora que posee los principios sin complejos, heredados por múltiples generaciones.

La gallina mapuche, donde incluimos kolloncas y ketros, podemos agruparlas con otros productos o especies chilenas, pues siendo originarias del territorio, las han trabajado con mayor investigación en otras latitudes. Las frutillas reconocidas hasta con el nombre como fragaria chilensis, ha sido desarrollada genéticamente en el extranjero y ahora debemos comprar las semillas. La chinchilla, casi no existe en el ambiente nativo y los criaderos para peletería abundan en Estados Unidos y Europa.  

Nuestras gallinas endémicas colonizaron los territorios de Malargüe, en Argentina, llevada a comienzos del siglo XIX por los mapuches chilenos del Llaima y Boroa, liderados por Kalfukura, que conquistaron la mitad del actual territorio argentino. Posteriormente llegaron a todo el mundo, incentivado por exposiciones y ferias ganaderas.    

Siempre en busca de criadores de aves mapuches, recorriendo la región del Biobío, localidades como Tomentuco, Yumbel, Los Leones, Cabrero, San Nicolas y otras, llegamos a una parcela de una hectárea y media, quizás pequeña para la zona. Sin embargo, fue como encontrar un diamante en el desierto. Un viejo cartel de “se venden huevos de campo”, algo indicaba que una historia nos esperaba. Doña Juanita Venegas nos recibe en persona, oriunda del lugar llamado Dadinco, criadora, heredera de las técnicas antiguas, que han sabido sostener las aves baluartes del territorio.

Junto a su casa, una sala de exposiciones. Esa fue la primera sorpresa, pues sólo pensaba recopilar experiencias de campo y adquirir algunos huevos fértiles. Juanita va y viene en un viaje por el tiempo, se pueden ver las generaciones pasadas trabajando la tierra, alimentando las aves, los gallineros en los árboles, las crías bajo las zarzamoras, el zorro arrancando con una criolla en el hocico. Realmente nos embebe de ese campo tranquilo, lento y natural del 1800. Eso como preámbulo, pues aún no empieza con su cátedra productiva.

Nos comenta que su letrero de venta de huevos es el recuerdo de un primer paso, pues eso significó dar el salto de calidad que pocas personas pueden alcanzar, en cualquier tipo de actividad. Con ojos bien abiertos encontramos hoy a Juanita con su infraestructura de catedrática de la Universidad de Concepción, con la charlista de ferias ganaderas en Canadá y Francia, con la campesina que logró romper el cascarón de sus límites y mostrar conocimientos y productos mucho más allá que Dadinco.

Desde la hospitalidad de la sala de exposiciones, con datas y pendones, a una pradera exuberante de tréboles, gramíneas e inserciones de medicinales. Rincones de aves kolloncas de vistosos colores, blancas, cresta de rosa, grises, castellanas, perdices con moño, otras con tuza, negras y coloradas. Nos habla de la revalorización de la gallina mapuche y pudimos observarlo directamente. No podíamos irnos sin preguntar por la maldición de los ketros y en general la baja fertilidad de estas dos especies que siempre son escasas.

No se achica con Mendel y otros genetistas para explicar las características homocigotas, de manera de poner sobre la mesa dos problemas de estas razas y desmenuzar el cómo los antepasados lograron conservar dichas criollas mapuches. Si ambos tipos hubiesen sido manejados en núcleos separados, ninguno habría subsistido. Kolloncas habrían desaparecido por espaldas cortas y problemas estomacales y ketros por la maldición del día 18 de incubación, cuando huevos homocigotos se ahogan por aretes bipolares.

La sabiduría ancestral del pueblo mapuche, la práctica de la biodiversidad, hizo que sus gallineros estuvieran compuestos por kolloncas, ketros, kolloncas de aretes y criollas, de esta manera el pool genético logró realizar la variabilidad necesaria para evitar homocigosis en características letales. Muchas veces los criadores hacen exactamente lo contrario, bajando significativamente la fertilidad del plantel.

La maldición de los ketros descubierta y superada por caciques y machis en nuestros territorios de origen.


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

La violencia sexual

Debemos mejorar y optimizar condiciones de atención en entidad de salud Municipal

 
 
 
¿Se debe construir un gran hospital Biprovincial en Aconcagua?.
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2022 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto